sábado, 19 de diciembre de 2009

La Amistad que Valoramos




LA AMISTAD QUE VALORAMOS

Cuando los sentimientos hablan alto
no hacen falta razones o palabras;
la fluidez de una lágrima nos basta
para firmar un armisticio blanco.

Sólo el gesto fortuito, indeseado,
es capaz de ocultarnos la alborada;
mas el sol siempre asoma en tu ventana
exhortando a fundirnos en abrazo.

Abrimos nuestros ojos y pensamos
que un corazón herido es el que manda…
Si nuestra cura es una venda opaca,
más vale que observemos con las manos.

No existe olvido ni tampoco agravio
en dos almas gemelas que, cansadas,
hacen un alto en el camino y callan;
tan sólo es su momento lerdo y vago.

Busquemos en las letras el amparo
para henchir nuestro pozo de esperanza,
que se conviertan en jardín de infancia
de esa amistad que valoramos tanto.

Antonio Pinedo ©
14-07-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada