domingo, 1 de noviembre de 2009

Canto a mi Amada




CANTO A MI AMADA*

La noche extiende un renegrido manto,
como impartiendo contumaz bautismo;
los luceros superan su mutismo
perlando el cielo cual la flor de acanto.

El viento emprende su ululante llanto,
dulce poema de sin par lirismo
que arrebuja al espíritu, exorcismo
pagano y del nirvana, un adelanto.

En esta noche que el amor presagia,
tus ojos lividecen las estrellas
pues en su brillo hay poderosa magia…

Eres la música que al cuerpo mueve,
eres la luz que va imprimiendo huellas,
y eternidad de mi momento breve.

Antonio Pinedo ©
27-10-09
* Este poema fue dedicado a mi adorada esposa, Ángeles Conde, por nuestro 25 aniversario.



FELIZ ANIVERSARIO

Veinticinco los años compartidos
entre lágrimas, risas y dulzuras,
al forjar con amor las ataduras
que aúnan en un son nuestros latidos.

Sus arpegios alegran los sentidos,
cual aves que remontan las alturas
y juntos disfrutamos aventuras
viviendo los parajes coloridos.

Cada día el amor es más profundo,
pues abre la ventana a los deseos
con ganas de absorber cada segundo

y suspira con suaves aleteos,
cuando sueña obtener en este mundo
veinticinco años más, para sentirse reos.

Ángeles Conde @
30-10-09

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada